¿Taxidermia como decoración?

Bien, en este post os vamos a explicar el por qué hacemos lo que hacemos. Porque la taxidermia como decoración no es algo macabro ni mucho menos.

Qué es la taxidermia

Empecemos analizando la palabra taxidermia para entrar en sintonía. Pues bien, deriva de las voces griegas taxi, que significa colocación, arreglo, y dermia, que significa piel, por tanto, la taxidermia el arte de conservar la piel de los animales.

Es evidente que nuestros trabajos no son «taxidérmicos», y tampoco estudios de osteología. En ellos se dedican al estudio de las partes óseas, aunque debemos observar que hacemos un trabajo más similar a este último.

Nuestra formación a base del estudio de libros relacionados con la taxidermia, nos ayuda a montar cráneos y diversas partes del cuerpo. Nos fascina todo lo relacionado con los huesos, y no le damos la espalda a la taxidermia como decoración, pero es un tema de estudio complejo, siendo necesario una serie de cursos extra.

Cráneos como decoración

Y ahora es cuando surge la pregunta del millón, ¿por qué hacemos este tipo de trabajos?

Analizando un poco nuestra marca «Les Morts», nos daremos cuenta que lo que nos gusta hacer está siempre relacionado o rodea a la muerte. La oscuridad, las calaveras… (Los Muertos, en francés Les Morts).

Si a nuestra relación con nuestro propio nombre de marca le añadimos cursos de restauración, nos daremos cuenta que nos encanta recuperar, y si lo hacemos con la madera… ¿por qué no con huesos? De ahí empezó la idea de fusionar la taxidermia como decoración.

Un día cualquiera, de paseo por el campo, encontramos un cráneo de gato, fue justo en ese momento donde nos miramos y dijimos, ¿por qué no recuperar huesos de seres ya difuntos?

Reconocemos que recoger cadáveres de cualquier parte no es un trabajo agradable, hablando en plata. Sino todo lo contrario dado en el estado en el que se encuentran normalmente. Pero e de ahí que cada pieza sea un desafío personal y el resultado sea único.

Pasos a seguir

La limpieza es una elaboración que para muchas personas sería muy desagradable, aunque necesaria. La desinfección, es una parte intermedia del proceso con tintes casi más importantes que el citado anterior. El blanqueamiento de las piezas no siempre lo hacemos obligatoriamente. A veces encontramos que la naturaleza ha creado un desgaste en los huesos que a nosotros en particular nos gusta inclusive más.

En el diseño del acabado es donde seguramente se nos vaya la mayor parte del tiempo. Colocamos las piezas en madera o metales, encapsulados, o reutilizando piezas de decoración antiguas. Cualquier cosa que se nos vaya ocurriendo, no hay límites en nuestra imaginación.

Resultado final de la pieza

Nos apasiona el resultado final. Realizar dos piezas iguales nunca está en nuestras mentes, e intentamos que tengas algo que te haga sentir único y diferente. Obteniendo algo que no suele ser fácil de conseguir. Amamos la naturaleza, y todo lo que hacemos es resultado de una búsqueda dura. En ocasiones bastante difícil para obtener un resultado que nos deje con la boca abierta. NUNCA HARÍAMOS DAÑO por conseguir un beneficio, sea cual fuere.

Este es un pequeño resumen del procedimiento que realizamos para que al fin queden piezas listas para su decoración.

Contáctanos para cualquier duda o síguenos en instagram y entérate de las últimas novedades.

Más
articulos

Carrito de compra
Scroll al inicio