Calaveras mexicanas y el Día de los muertos México

¿Cuál es el origen de las calaveras mexicanas?

Si hablamos de calaveras mexicanas debemos de hablar de José Guadalupe Posada, pero antes de ello, hablemos de su origen en sí.

Las calaveras mexicanas se crean a raíz de unos textos llamados calaveras literarias. Se escribían y componían en verso por la clase media. Donde criticaban en periódicos llamados El combate la situación que se vivía en México, que no era precisamente buena.

Sus textos se calificaban de burlones, donde se añadían diferentes dibujos de calaveras y esqueletos vestidas con ropa de la alta sociedad. Mediante la figura de La Catrina hacían retratar la hipocresía y miseria de la sociedad. Palabra que proviene de catrín, que hacía referencia a un hombre bien vestido siempre acompañado con una mujer de las mismas características.

Su nombre original fue Calavera Garbancera, donde Garbancera es la palabra con la que se conocía en México a las personas que teniendo sangre indígena pretendían ser europeos, renegando de su propia raza, herencia y cultura.

Pero, ¿quién creó la primera calavera mexicana?

Antes os mencionamos el nombre de José Guadalupe Posada, pues bien, él era grabador, ilustrador y caricaturista, trabajó en muchos y muy variados talleres, imprentas y periódicos, creando incluso su propia imprenta, os podéis imaginar quien fue el que ingenió nuestras actualmente conocidas Catrinas o calaveras mexicanas, sí, fue él, con la influencia de Manuel Manilla.

Posada, artista y defensor del pueblo, estuvo perseguido y atacado durante toda su vida. Siempre enfatizó su temática criticando y denunciando las atrocidades e injusticias cometidas por los regímenes que gobernaban el país. Posada representaba a sus calacas (llamadas así a las figuras en México de una calavera o esqueleto como decoración en el Día de los muertos). Se plasmaban llenas de vitalidad. Dibujadas de forma divertida donde parecen gozar de lo cotidiano y a diferencia de la representación de la muerte, no se quiere asustar a nadie, solo transmitir alegría con mucho color y ver la muerte como un aspecto natural de la vida.

Aunque sus obras son variadas y populares, no fueron tan reconocido como la de otros artistas contemporáneos. No fue sino hasta después de su muerte que comenzó la valoración de su estética como verdadero arte popular, gracias al reconocimiento de Diego Rivera, esposo y profesor de Frida Kahlo, quien le dio gran difusión a su obra.

Calaveras mexicanas en la actualidad

Actualmente las calaveras mexicanas son muy populares y son parte de la cultura mexicana, donde se ha convertido en una artesanía que enriquece el entorno de su fabuloso país. Se plasman en celebraciones del famoso «Día de los muertos» donde se crean todo tipo de soportes, materiales y dimensiones. Por ejemplo, hay un mural pintado por Diego Rivera, «Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central». Ahí, la calavera aparece con su creador, José Guadalupe Posada y una versión infantil de Rivera y Frida Kahlo, para un hotel muy importante en el Centro Histórico de la ciudad de México, el Hotel del Prado (destruido en los sismos de 1985) y actualmente está ubicado en el Museo Mural Diego Rivera.

¡Viva México!

Síquenos en Instagram

Más
articulos

Carrito de compra
Scroll al inicio