¿Conoces nuestros crucifijos de pared antiguos?

La cruz y el crucifijo se han vinculado siempre con el cristianismo. Aunque no siempre fue así, otras religiones y culturas anteriores ya la usaban para representar un mito y no necesariamente era religiosa. Hoy en día es el símbolo universal de la religión cristiana, pero podemos también decorar nuestra casa con crucifijos de pared antiguos, son crucifijos para decoración irreverente que harán de tu estancia el toque decoración gótica sin que necesariamente represente a la religión.

En este artículo te contamos qué significa la cruz y el crucifijo, haremos un repaso por la evolución del símbolo, hablaremos de la cruz invertida y qué sentido tiene para el estilo gótico decorar con una cruz. Además, en Les Morts podrás encontrar crucifijos invertidos y no invertidos para dar ese toque oculto y gótico a tu hogar.

A qué llamamos cruz 

La cruz (origen latín crux) es un símbolo que está formado por dos líneas que se cruzan perpendicularmente en ángulo recto. De esta forma, ambas líneas quedan cortadas (o no) por la mitad. Es una de las representaciones simbólicas más antiguas dibujadas por el ser humano. Desde el Antiguo Egipto, pasando por China o Cnosos (se encontró una cruz de mármol del s. XVII a. C.) ya utilizaban una cruz, aunque no especialmente con el significado cristiano que le damos actualmente.

En su origen, representaba los cuatro puntos cardinales, los elementos de la antigüedad o el concepto de la unión de la divinidad con el hombre. Posteriormente, su significado varió hasta convertirse en el principal signo del cristianismo y, especialmente, en su vertiente católica.

¿Para qué se usaba la crucifixión? 

Aunque la crucifixión se haya transformado en un símbolo del castigo romano, la realidad es que no fue un invento romano, sino que se utilizada desde mucho antes. Los primeros registros de los que se tiene constancia de la crucifixión como forma de ejecución lo tenemos en el Imperio Aqueménida y que profesaban la fe zoroastriana, la cual se expandió bajo el reinado persa. Esta religión consideraba que tanto el fuego como la tierra eran sagrados y un criminal contaminaría estos elementos, por lo que se les clavaba en madera a cierta altura para dejarlos morir y que los carroñeros disfrutaran de un festín.

Cómo la veían los romanos

Los romanos adquirieron esta práctica gracias a su expansión por el Mediterráneo. Es más, los griegos y cartagineses ya lo conocían por los persas. Incluso Alejandro Magno la practicó contra aquellos que sobrevivieron de las ciudades que se opusieron a su conquista.

Para estos pueblos (que no profesaban la fe zoroastriana), la crucifixión suponía un método de muerte muy cruel y humillante. La víctima podría morir en cuestión de horas o días según su complexión y otros factores. Independientemente de esto, esta práctica servía para enviar un mensaje de advertencia y un escarmiento. Un ejemplo lo encontramos con la revuelta de esclavos de Espartaco, que terminó con 6.000 prisioneros crucificados siguiendo la Vía Apia. 

Esta sensación terrorífica desapareció en el s. V d. C. al utilizarse como simbología del cristianismo gracias al cambio de mentalidad que ejerció la fe de esta religión y el papel que tuvo el primer emperador romano cristiano, Constantino el Grande.

Un estilo de crucifijo de diseño: la cruz invertida

También es denominada cruz de San Pedro y, como el caso de la cruz Cristo, es un símbolo cristiano que representa la manera en que fue ejecutado San Pedro, cabeza abajo. Hoy en día, producto de las tendencias y el cine de Hollywood, se ha relacionado la cruz invertida con el odio al cristianismo o el satanismo.

En el Cristianismo

La cruz invertida aquí tiene el simbolismo de la muerte de San Pedro en el año 64 d. C., por lo que también se conoce por cruz petrina. Aunque no ha sido del todo comprobado a nivel histórico, se ha aceptado a raíz de escritos antiguos. 

Cuentan que, San Pedro no viéndose digno de morir como Jesús de Nazaret en la cruz, pidió ser crucificado con la cabeza hacia abajo. Por ello, la cruz invertida se muestra como un símbolo de humildad y aparece dibujada en la silla papal.

Concepción ocultista

Por el contrario, también podemos ver que la cruz invertida es referente del satanismo o del anticristo (contraposición a cristo). En sus rituales o misas negras frecuentemente usan la simbología de la cruz hacia abajo como forma de repulsa contra el Cristianismo. Se busca con ello una forma de funcionar diferente al dogma cristiano y como símil de la atracción hacia el demonio.

Si te gustan los crucifijos no corrientes que te ofrecemos, no te puedes perder nuestros cuadros para dar un toque vintage, gótico o elegante a las paredes de tu hogar.

Cruz gótica, entre la religión, el arte y el diseño

La cruz gótica es una representación de la cruz siguiendo los parámetros estéticos de la época medieval o posterior.

Tiene la misma estructura que la cruz latina cristiana, pero está adornada y ornamentada, con motivos que hacen referencia al mundo oscuro o misterioso como son calaveras, demonios, ángeles, rosas, etc.

Esta cruz es muy empleada en tatuajes y es uno de los principales símbolos dentro de la cultura gótica actual, donde se venera lo oculto y utiliza otros símbolos como los gatos, el negro y los objetos raros con cierto misterio. Y, en contra de la creencia popular, no está especialmente relacionado con el satanismo, sino con el paganismo (profesar una fe o creencia en otra religión, normalmente pre-cristiana).

Aunque también representa un estilo estético por su belleza y por ser un elemento diferente a lo usualmente visto en los hogares (cruces latinas con el cristo tradicional).

Crucifijos de diseño en Les Morts

En Les Morts podrás encontrar crucifijos o crucifix de pared antiguos en una amplia variedad de estilos. Podrás encontrar desde crucifijos en color negro de cruz invertida como nuestras piezas Crucifijo invertido con calavera Only Black, Crucifijo invertido Black&Gold o Crucifijo invertido Siamés.

Pero, si te gusta algo más tradicional aunque con toque más de estilo y colorido, entonces puedes escoger el Crucifix Azul Brillo, que representa una cruz tradicional forrada en papel pintado azul y con un cristo nada usual.

En Les Morts podrás encontrar crucifijos de pared antiguos para decorar las diferentes estancias de tu hogar y dar ese toque gótico y oculto que combina muy bien con otros estilos decorativos de interior. Si estás interesado, contacta con nosotros.

Más
articulos

Carrito de compra
Scroll al inicio